Delta Energy

La generación eléctrica para autoconsumo y venta de excedentes se refiere a un sistema en el que una instalación, como una vivienda, una empresa o una instalación industrial, genera su propia electricidad a partir de fuentes de energía renovable, como paneles solares fotovoltaicos o una microturbina eólica. Este sistema se utiliza para satisfacer las necesidades de electricidad del consumidor y, en caso de que se produzca más electricidad de la necesaria, la electricidad adicional se inyecta en la red eléctrica y se vende al proveedor de energía eléctrica.

A continuación, se explican los conceptos clave de la generación eléctrica para autoconsumo y venta de excedentes:

Autoconsumo eléctrico: El autoconsumo eléctrico implica la generación de electricidad in situ para satisfacer las necesidades de energía de un consumidor en el lugar donde se genera la electricidad. Esto permite al consumidor reducir o incluso eliminar su dependencia de la red eléctrica convencional y, en su lugar, utilizar energía generada localmente, generalmente a partir de fuentes de energía renovable.

Generación distribuida: La generación de electricidad para autoconsumo a menudo se logra a través de sistemas de generación distribuida, como paneles solares en techos de viviendas o empresas. Estos sistemas están ubicados cerca del punto de consumo y, por lo tanto, reducen las pérdidas de transmisión y distribución que ocurren en la red eléctrica convencional.

Venta de excedentes: Cuando un sistema de generación para autoconsumo produce más electricidad de la que se necesita en un momento determinado, el excedente de electricidad se puede inyectar en la red eléctrica a través de un proceso conocido como «vertido a la red». La electricidad excedente se registra y se compensa con el proveedor de servicios eléctricos, lo que puede llevar a créditos en la factura eléctrica o incluso a pagos en efectivo, dependiendo de las regulaciones y políticas locales.

Medidores bidireccionales: Para facilitar el autoconsumo y la venta de excedentes, se utilizan medidores bidireccionales que registran tanto la electricidad consumida de la red como la electricidad inyectada en la red. Estos medidores permiten un seguimiento preciso de la generación y el consumo de electricidad.

Regulaciones y políticas: La capacidad de realizar la venta de excedentes de electricidad y las tarifas de compensación varían según el país y la región. Las políticas y regulaciones locales, como los sistemas de tarifas de alimentación, net metering o compensación financiera por la electricidad inyectada, pueden influir en la rentabilidad y viabilidad de estos sistemas.

La generación eléctrica para autoconsumo y venta de excedentes es una forma cada vez más popular de utilizar energía renovable y reducir la dependencia de fuentes de energía convencionales. Además, contribuye a la transición hacia sistemas energéticos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola, ¿En que podemos servirle?