Delta Energy

La protección de generadores en baja y media tensión se refiere a un conjunto de dispositivos y sistemas diseñados para asegurar la seguridad y la operación confiable de los generadores eléctricos que operan a tensiones relativamente bajas en una instalación, generalmente en el rango de 600V a 15kV o 600V a 35kV, dependiendo de la clasificación de baja o media tensión en un contexto dado. Estos generadores pueden encontrarse en una variedad de aplicaciones, como plantas de energía, plantas industriales, hospitales, edificios comerciales y residenciales, entre otros.

La protección de generadores en baja y media tensión implica una serie de medidas y dispositivos, que incluyen:

Protección de sobrecorriente: Los relés de sobrecorriente se utilizan para detectar corrientes excesivas en el generador. Esto es importante para evitar daños al generador y sus componentes, así como para prevenir cortocircuitos en la red eléctrica.

Protección de cortocircuito: La protección contra cortocircuitos es esencial para desconectar el generador en caso de una falla grave que podría dañar los equipos o causar un incendio.

Protección de sobretensión y subtensores: Los generadores están sujetos a variaciones de tensión, y los relés de sobretensión y subtensores protegen contra tensiones anormales que podrían dañar el generador o los equipos conectados.

Protección de desequilibrio de fases: Detecta desequilibrios de corriente o tensión entre las fases y toma medidas para corregirlos o desconectar el generador si es necesario.

Protección de sobrefrecuencia y subfrecuencia: Los relés de sobrefrecuencia y subfrecuencia detectan cambios anormales en la frecuencia eléctrica y ayudan a mantener la generación y la carga en equilibrio.

Protección de pérdida de campo: Los generadores síncronos pueden perder su campo magnético y dejar de generar energía eléctrica. La protección de pérdida de campo detecta esta condición y toma medidas para restaurar el campo o desconectar el generador.

Protección térmica: Monitorea la temperatura del generador y sus componentes, desconectando el generador si se superan los límites de temperatura seguros.

Protección contra fallos a tierra: Detecta fallos a tierra en el generador y toma medidas para evitar lesiones o daños.

Protección de sincronización y secuencia de fase: Garantiza la sincronización adecuada del generador con la red eléctrica y supervisa la secuencia de fase para evitar problemas de inversión de energía.

La protección de generadores en baja y media tensión es esencial para garantizar la operación segura y confiable de estas máquinas y para proteger las instalaciones eléctricas y los equipos conectados. Las medidas de protección pueden variar según el tipo de generador y su aplicación específica, pero su objetivo principal es prevenir daños, minimizar tiempos de inactividad y garantizar un suministro eléctrico estable y seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Hola, ¿En que podemos servirle?